martes, 30 de noviembre de 2010

¿Y ahora? ¡¡MÁS MADRIDISMO!!

Tras el ‘Alcorconazo’ de ayer, porque tampoco vamos a negar que nos pasaran por encima, no queda más remedio que levantarse y seguir combatiendo. Recibir unas buenas ostias no da pie a la rendición. Lo llamo ‘Alcorconazo’ porque es el cuento de nunca acabar. Cada vez que nos enfrentamos a un equipo menor salen extra motivados contra nuestra escuadra. Es normal, somos el equipo referencia del fútbol mundial, el más odiado y al que más motiva ganar. Si a eso le unimos la torrija mental con la que salieron nuestros jugadores al campo, pues como resultado lo de ayer.

Pero pese a la humillación de una batalla, no podemos ahora rasgarnos las vestiduras y dar por pérdida la guerra, ya que la nuestra es otra. Espero que los jugadores sean conscientes de esto y se den cuenta que hasta las 21h. de ayer el camino era el correcto y que, como dijo Alonso, lo de ayer debe de servir para aprender de los errores. Ya tengo ganas de que llegue el sábado, ya que tenemos uno de esos partidos para los que se paga el abono. Que el equipo se recomponga y que el madridista medio no se venga abajo. Haría un llamamiento a que la gente se dejase la garganta, pero eso sería pedir un milagro y aunque la navidad esté cerca, antes se queda preñada otra “virgen”.

No quería dejar de escribir en esta entrada sin hacer mención a la lección de dignidad que dio ayer Mourinho. Estuvo esperando a los jugadores en la boca del túnel de vestuario, saludó al árbitro, dio la enhorabuena al entrenador rival y no se escondió en la rueda de prensa, diciendo lo evidente, que nos metieron un "baturreo"… pero ojo. Escribo esto porque dudo que ningún periodista destaque su actitud (tampoco lo sabré porque hoy no leeré mucho la prensa). Si esta actitud la hubiese tenido Guardiola sí que le dedicarían páginas y más páginas a su talante y saber estar, cómo no. De Mou sólo hubiesen corrido ríos de tinta si hubiese vacilado a un rival con el balón, mostrándoselo, escondiéndoselo y vacilándole tirándolo por ahí, perdiendo tiempo, por cierto. Sacarían a colación el tema del teatro si tras esa acción le hubiesen tocado levemente el hombro y se lleva la mano a la cabeza simulando aturdimiento. Ahí sí hubiesen hablado, y mucho, del portugués. Tal vez también se hubiese rajado de él si no hubiese pitado un penalti clamoroso a Ronaldo con 2-0 en contra. Incluso si no hubiese expulsado a Villa, con el mismo resultado en contra, tras la entrada de los 10” y la falta donde si vio la cartulina. Sí, hubiese dado mucho juego José Mourinho.

Pero no queda otra que digerir de la mejor manera posible lo de ayer, aguantar a los garrulos de turno hoy (una buena bordería al principio ayuda para cortar tanta tontería) y seguir luchando en la vida en general y en el fútbol en particular, que nada se ha acabado. Total, hoy es martes.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Yo odio al Barza

Decir lo contrario sería mentir y más allá de alguna mentira piadosa, los mentirosos no me gustan. Y como no me gustan y no quiero serlo, pues lo digo alto y claro; sí, odio al Barza. Me encantaría que ese Club su pudriese en categorías inferiores o desapareciese. Sin embargo, no es un sentimiento comparable al que sienten los culés hacia nosotros. Lo explico de manera muy sencilla que hasta un seguidor del FC. Barcelona pueda entenderlo, para mí primero el Real Madrid y luego el resto. Con esto quiero decir que siempre quiero que pierda el Barza, pero en una jornada cualquiera firmaría la victoria del equipo catalán si el Madrid vence. Ellos no, primero que perdamos nosotros y luego lo otro. Bueno, según escribo encuentro un punto en común con los cerdos del Camp Nou, primero el Real Madrid y luego el resto.

Esta noche es un Clásico especial por la diferencia abrumadora de las dos escuadras respecto a las del resto del país y casi que del continente. El Barza está viviendo una buena época para sus intereses y la Gloria del RMCF es inalcanzable. En este periplo victorioso de los azulgrana, que sólo lleva dos años, hemos tenido que aguantar las impertinencias vestidas con buenos modos de Guardiola (¿no veis que sigue adelgazando?), la prepotencia de los diferentes directivos culés y su entorno, como los árbitros nos hacen dudar de un campeonato totalmente limpio, como la prensa tira más hacia un lado que hacia otro… Tal vez todas estas circunstancias hacen que para los madridistas ganar este “partido del siglo” tenga más relevancia que con otros. Incluso no estaría mal darles de su propia medicina y vencer con un gol en el 92’ de penalti injusto, mientras Mou recorre la banda dando cortes de manga a diestro y siniestro. Nos caerían palos por todos los lados, cosa que me resbalaría muy soberanamente y no mermaría ni un ápice mi gozo. Esta circunstancia es complicada que se dé con Iturralde mediante, es más, recemos porque no sea a la inversa (en este caso Pep no iría dando cortes de manga, lo haría por las cloacas, tocando los cojones al oído para luego poner cara de niño bueno ante la prensa).

Como he dicho que quiero ser sincero, firmaría mejor una goleada, pero lo descrito anteriormente daría pie a muchas risas y coñas con “mis queridos” antimadridistas que tengo que aguantar en los cuatro puntos cardinales de nuestro país. También podría suceder que nos ganen. ¿Cambiaría algo? Pues hombre, jodería como me jode siempre que pierde el RMCF, tal vez más al ser el máximo rival. Pero siguiendo con lo que firmaría o no, estamparía mi sello personal si me dicen que perdemos los dos encuentros contra el Barza y ganamos la Liga. Un culé no lo haría. Para ellos hoy se juegan un título. Si ganan saldrán a Canaletas y ya habrán cumplido con la temporada. Es lo que tienen los pobres.

Yo lo que le diría a los madridistas desde este humilde 'ciber-rincón' que leemos cuatro gatos, es que si hoy ganamos sea de la forma que sea, que brinden con unas buenas cervezas, lo disfruten con los colegas, familia o con quien vean el partido. Pero que nadie acuda a la Cibeles. A la diosa se la debe de respetar y por lo tanto se le deben de presentar triunfos en forma de títulos, no victorias menores.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Esa es pa'tí

...concretamente para tu cara de subnormal.

El Real Madrid incumple sus estatutos

Concretamente el artículo 8, que trata sobre los distintivos del Club.

El Real Madrid Club de Fútbol usará como color oficial el blanco, ostentando
un escudo consistente en un círculo de trazo grueso, cuyo interior se
encuentra atravesado en sentido diagonal, de izquierda a derecha, y de
arriba abajo
, por una franja, apareciendo en su interior las iniciales MCF
entrelazadas y, como complemento, en la parte superior del círculo y fuera
de él, figura una corona real. La franja diagonal es de color morado y el
círculo y las letras MCF en oro.


Lo señalado en negrita se inclumple de forma clamorosa, como se puede apreciar en la siguiente imagen.



Este elemento que sustituye a nuestro Escudo desde la temporada 2003-04, si mal no recuerdo, no nos representa. Esto no es más que la punta del iceberg de lo que están convirtiéndo a nuestro Glorioso y amado Real Madrid.

NO A FLORENTINO Y SUS SECUACES
NO AL DEPORTE MOD€RNO

¡HALA MADRID!

sábado, 6 de noviembre de 2010

'Del Bosque o la línea recta'

Os dejo con un artículo publicado en elpais.com el 18 de julio de este año tras la consecusión del Mundial. Buenas palabras cuyo error, el de que Don Santiago Bernabéu es de Santa Pola y no de Almansa, no quita para que ponga los pelos de punta en alguna de sus frases.

Alberto García Collado todavía tiene que detenerse un momento para evitar que le tiemble la voz cuando se refiere al éxito de Vicente del Bosque . No hace mucho tiempo que se jubiló después de 49 años dedicado a la cantera del Real Madrid. Disfruta estos días de verano de su casa de Santa Pola (Alicante), una residencia que no es casual porque fue Santa Pola la localidad natal de Santiago Bernabéu, donde nació y adonde acudió a retirarse hasta el final de sus días. Allí hay un monumento dedicado al legendario presidente del Real Madrid. Y a ese lugar se acercó Alberto García la semana pasada, en plena euforia nacional, para decirle en voz baja: "La que está liando Vicente, don Santiago". Para entender adecuadamente las raíces del hombre que ha llevado a España a la conquista de la Copa del Mundo de fútbol se hace necesario bucear en el microcosmos de la escuela que un día creó Bernabéu.

Quedan muy pocos representantes en activo de una generación que heredó una forma de hacer las cosas en el Real Madrid bajo una doctrina abiertamente paternalista, muy propia de años de posguerra en un país sometido a una dictadura. El liderazgo personal de Bernabéu instauró en el club un sencillo ideario más próximo al de una orden religiosa que a una organización política, cuyos elementos cardinales fueron la austeridad, el trabajo, la humildad y la honestidad. El Real Madrid difundió sus propios valores en el terreno de juego, entre sus jugadores, resumidos en un término que dio en denominarse "señorío". Durante décadas, se transmitieron de entrenador a jugador, de directivo a empleado, de Miguel Muñoz, a Luis Molowny, de Luis Molowny a Vicente del Bosque. Del Bosque habría terminado su carrera de magisterio de no haber sido futbolista, pero algo de aquella vocación permaneció en él cuando de jugador pasó a ser entrenador y luego director de la escuela de fútbol del Real Madrid. Algo de "viejo profesor" se desprende todavía de su forma de actuar incluso en circunstancias tan excepcionales como la dirección de un equipo que gana la Copa del Mundo.

Ha sido el propio Real Madrid quien ha ido certificando la defunción de sus propias esencias con la esquizofrenia de sus últimos gestores. Aunque la palabra señorío permanezca en el vocabulario oficial, muchas son las experiencias que demuestran su caída en desuso, su destierro por obsoleto, quizás consecuencia inevitable del fútbol convertido en negocio. Buena parte del claustro de aquella escuela se ha jubilado discretamente, en ocasiones sin mediar palabra de ánimo, pero sin ruido, convertido el adiós en un acto burocrático: la firma de un documento ante un administrativo insensible al papel ha interpretado cada cual durante tanto tiempo. Aquella gente hizo un trabajo artesanal, a pie de campo, de lunes a domingo, desarrollando su memoria para no olvidar el nombre y circunstancias familiares de cualquier chaval que pisara la Ciudad Deportiva, usando fichas manuscritas para documentar el archivo del club. Aquella gente se ha ido jubilando o ha fallecido, caso de Miguel Malbo, uno de los hombres clave en la cantera madridista y fiel colaborador de Del Bosque: pidió ingresar en la residencia de ancianos más próxima al Bernabéu para morir cerca del estadio. Y así fue. Aquella Ciudad Deportiva fue arrasada por las excavadoras; en su suelo, han nacido cuatro rascacielos de última generación. Ahora en Valdebebas, la nueva sede de la escuela, hasta cada equipo alevín tiene su propio vestuario de cinco estrellas, con los empleados suficientes para que a niños de 12 años les recojan la ropa después de cada entrenamiento.

Vicente del Bosque nace en esa escuela que parece caducada. El Real Madrid fue su universidad. No se puede decir otra cosa de un hombre que ha vivido en la casa blanca desde los 16 años y que no ha tenido otro currículo que una larga estancia de 36 años en el club. Salvo ocho meses en Turquía en una efímera experiencia con el Besitkas y sus dos últimos años como seleccionador nacional, la biografía de Vicente del Bosque está teñida de blanco. No conoce otras experiencias. Para lo bueno y para lo malo, sus antecedentes están grabados en esa escuela. Como a tantos otros, su despedida resultó triste: fue despedido en un pasillo, de pie, con prisas. Es Vicente del Bosque quien no se ha movido de su sitio. Como su bigote.

Apenas 24 horas después de vivir un recibimiento nunca visto en Madrid , a las 48 horas de tocar con su mano la Copa del Mundo en el Soccer City de Johannesburgo, Vicente del Bosque tenía comprometida una visita al diario As. Le esperaban a las nueve de la noche. Había cierto nerviosismo entre los anfitriones y el personal de seguridad para hacer lo más liviana posible su entrada en el edificio. Sin embargo, Del Bosque apareció andando por la recepción: había aparcado su coche en la calle como cualquier otro ciudadano. Venía solo, con su atuendo clásico, traje gris y corbata azul. Minutos después, tras recibir un emocionado aplauso de una redacción que le hizo el pasillo puesta en pie, Vicente del Bosque formuló sus primeras declaraciones ante una representación del diario deportivo. Hizo referencia a la magnífica acogida vivida en Madrid, pero no se quedó ahí. Comentó dos hechos que le impresionaron: la presencia de gran cantidad de inmigrantes con banderas españolas en algunas calles del recorrido y la ausencia de banderas de los clubes locales (Real Madrid y Atlético) frente a ese predominio unánime de la camiseta roja. De alguna manera, quería significar que todos los presentes en las calles, llegados de distintas procedencias, parecían formar parte del mismo club. Como el hecho de que sus raíces madridistas en absoluto han afectado a sus decisiones al frente de la selección española.

Posiblemente, Bernabéu habría hecho lo mismo: llegar a pie. O Luis Molowny, el primer director de la escuela, cuya máxima se resume en una frase que los empleados no han olvidado: "Denle cariño al jugador". Salvando las distancias y las diferencias ideológicas, Del Bosque define a Bernabéu como "un líder moral" de aquellos tiempos: "Era un hombre bueno e inteligente, con una gran capacidad, un ejemplo para todos, un hombre modesto que no tenía dinero". A pesar de lo que dicen algunas reseñas recogidas en las hemerotecas, Del Bosque no tuvo problemas para mantener su cabello largo y su bigote tupido a pesar de que al presidente no le gustaban los jugadores con melena, pero era la moda de los años setenta. Solo recuerda que Bernabéu le llamara la atención en una ocasión, con motivo de un viaje con el primer equipo a consecuencia de no haber saludado a doña María: "No era cuestión de ser un pelota con la mujer del presidente. Lo que me quiso decir es que era una cuestión de educación", confesó a este periódico.

En esa escuela se formó Del Bosque, por eso no hay en su vocabulario palabras disonantes ni un mal gesto en sus actos. Como nadie lo encontró en Luis Molowny, su tutor a todos los efectos. Vicente llegó al club con 16 años procedente de Salamanca. Era hijo y nieto de ferroviarios. De su padre, Fermín, se han hecho algunas referencias a su pasado durante los años previos y posteriores a la Guerra Civil. "La guerra le cogió con 19 años. Fue un producto de su tiempo, pero sobre todo fue un hombre bueno y honesto", recuerda. "Era un hombre con buenas ideas, pero sobre todo recto y responsable. Nos marcó a todos. Es cierto que en aquellos tiempos podía tener algunas ideas radicales, pero era un hombre tolerante". Fermín sufrió la represión y no pudo regresar a su trabajo en el ferrocarril: durante años fue administrativo en la fábrica de La Casera en Salamanca. De Fermín solo recuerdan algunos viejos empleados una visita a la Ciudad Deportiva cuando su hijo Vicente todavía era un juvenil: "Voy a confiar en ustedes", dijo. Y no volvió.

Del Bosque hizo carrera en el Real Madrid, tras jugar cedido en el Córdoba y el Castellón. Fue también internacional, pero no pudo jugar un Mundial. Le habría correspondido hacerlo en el de 1978, en Argentina, pero unos meses antes cayó lesionado. Se recuperó a tiempo, pero Ladislao Kubala, por entonces el seleccionador, no le convocó. Algunas referencias citan su disgusto por aquella decepción, incluso que estuvo un año sin hablar con Kubala, hecho que Vicente niega: "En absoluto. Nada más lejos. Él tomó su decisión, y tuve una magnífica relación con él porque Kubala era una bellísima persona". Tampoco le sacarán una mala palabra de su experiencia en Turquía, donde fue destituido tras ocho meses en el cargo: "Fue una gran experiencia y me llevo un gran recuerdo de Estambul. Me marché con el afecto de todos. Es un país con un potencial enorme. Quizás no tuvieron la suficiente paciencia porque ganamos 8 de los 9 últimos partidos, pero mi familia fue feliz allí".

Esos ocho meses ha sido el único lapso de tiempo que Del Bosque ha pasado fuera de su domicilio, del que no se ha mudado a pesar de su cambio de estatus. Durante 15 años trabajó como director de la fábrica de jugadores del Real Madrid, fue un empleado dedicado al club desde las 10 de la mañana a las 10 de la noche, viendo jugadores, desplazándose a cualquier localidad para ver partidos de todas las categorías, con jugadores de todas las edades, interesándose por sus familias, procurando memorizar los nombres de todos y cada uno de ellos, como correspondía al estilo de la casa, sufriendo cada vez que un infantil llamado Guti se negaba a firmar la ficha de renovación. Se casó, tuvo tres hijos, perdió a su hermano Fermín. Tuvo una vida tranquila fuera de los focos, dedicada por entero a una empresa que amaba y a un proyecto que le apasionaba. El nacimiento de su hijo Álvaro con síndrome de Down le afectó, pero con el tiempo se convirtió en un factor que ha contribuido a consolidar sus ideas. Se le ilumina la cara cada vez que se refiere a él: siendo un hombre tan discreto, tan celoso de su intimidad, hay sin embargo un acto de coherencia cuando permite la visibilidad de esa relación padre-hijo: "Creo que es bueno para muchas familias en situación parecida". Sonríe cuando se le pregunta por qué no permitió que Álvaro participara más de la fiesta final de los jugadores: "¡Si le dejo, termina bailando con Bisbal!".

Su trabajo no se limitó a la observación de jugadores y a la búsqueda de talentos. Analizaba los entrenamientos de gente como Miljanic, Boskov, Beenhakker, Toshack, Antic, Floro, Capello, Valdano, Heynckes, Hiddink, todos y cada uno de los entrenadores que han pasado por la casa blanca. De cada uno debió sacar sus conclusiones, hasta que le llegó su hora después de alguna que otra aparición como interino: el banquillo del Real Madrid. "Para nosotros era una oportunidad, pero no lo vivimos con angustia", recuerda Toni Grande, su fiel segundo, otro hombre formado en la escuela de Molowny: "Había grandes jugadores en el equipo, sí, pero la mitad de ellos se habían formado en la casa, así que les conocíamos desde pequeños". Esa era su ventaja a pesar del perfil bajo. También su desventaja.

Esa cordialidad que fue tan criticada, esa sencillez que parecía anticuada, es ahora uno de los valores que han despertado el elogio y la admiración hacia su éxito. Lo caduco es ahora moderno, según se desprende del análisis de Francisco Mesonero, presidente de la Fundación Adecco y experto en recursos humanos, a la hora de interpretar las claves del éxito de la selección y de la dirección de Vicente del Bosque: "Se podría decir que Del Bosque cumple con el perfil del líder del siglo XXI. Ha sabido dirigir y crear un equipo humano con los valores y la actitud que exige la sociedad actual. No avasalla con sus decisiones, sino que convence y da seguridad con su templanza". "Del Bosque", añade Mesorero, "ha sabido repartir papeles haciendo sentir a todos que eran parte de la victoria y parte de la derrota. Se ha cumplido de esta forma con una de las teorías en la gestión empresarial y gestión de los recursos humanos que más importancia tiene en la actualidad: la orientación hacia los grupos de interés, es decir, hacia sus jugadores, técnicos, personal de apoyo, afición, periodistas y especialmente a sus rivales, a quienes siempre ha demostrado el máximo respeto, tanto a través del juego de sus jugadores como fuera del terreno de juego".

Otro experto de Adecco, Pedro Fernández, muy relacionado con deportistas de alto nivel, entiende que "especialmente significativo ha sido que el equipo ha interiorizado una forma de ganar, una identidad propia, con una misión, una visión y unos valores que han defendido con absoluta unidad, discreción e ilusión. Hemos podido ver cómo otras selecciones se convertían en protagonistas del Mundial por su fractura en la cohesión del equipo (Francia), por unas expectativas erróneas y falta de humildad (Argentina) o por no saber levantarse de la derrota (Italia). Sin embargo, España ha pasado inadvertida, no con su juego, sino con la profesionalidad y el saber estar. Desde un punto de vista puramente empresarial", concluye Fernández, "se podría decir que Vicente del Bosque ha sabido entrar como director general aprovechando todo cuanto se había hecho bien con anterioridad y sin cambiar para demostrar su autoridad. Posteriormente, ha sabido interiorizar la identidad del equipo. Ha sabido orientar las crisis y establecer un equilibrio entre protagonismo y prudencia".

Algo parecido se podría haber dicho de sus cuatro años como entrenador del Real Madrid: cuatro temporadas, cuatro títulos, dos Ligas y dos Copas de Europa, además de torneos menores como la Intercontinental y la Supercopa europea. Por entonces, año 2000, el equipo se fue llenando de estrellas, aun cuando Del Bosque no acusara problemas de liderazgo dentro del vestuario. Otra cosa era el marketing: el Real Madrid, durante la presidencia de Florentino Pérez, aspiraba a convertirse en un club global capaz de capturar seguidores en los cinco continentes. Del Bosque no encajaba en esa imagen: no hablaba inglés, no vestía cuellos italianos ni corbatas de seda.

Durante su visita al diario As, Vicente del Bosque explicó un detalle muy revelador de cómo los profundos conocimientos de alguien que ha pasado miles de horas viendo partidos y escrutando jugadores capta detalles que escaparían a muchos otros entrenadores. Se refería Del Bosque al jugador francés Makelele en términos muy elogiosos: "Sabía lo que tenía que hacer. Tenía siempre un pase para Zidane, otro para Figo, también para Roberto Carlos y para Hierro". Del Bosque explicaba así cómo se mantenía el equilibrio de egos dentro del terreno de juego. Curiosamente, Makelele dejaría el Real Madrid al mismo tiempo que Del Bosque: era un honesto trabajador sobre el césped, no un galáctico. Alguien no cayó en la cuenta de que las estrellas necesitaban alguien que supiera recuperar los balones y repartirlos adecuadamente.

El despido. Si hay un episodio en la vida de Vicente del Bosque donde no ha logrado del todo mantener su diplomacia, su bonhomía, es alrededor de su marcha accidentada al día siguiente de sumar un título de Liga. El periodista salmantino Francisco José Sánchez Cañamero se refiere a este suceso en su biografía Vicente del Bosque, la serenidad (Anthema Ediciones) como un hecho traumático: Del Bosque fue despedido en un pasillo del Bernabéu por un directivo de segundo nivel.

Hay testigos que confirman que el despido se produjo, efectivamente, en un pasillo. En la media tarde del lunes 23 de junio de 2003, Vicente del Bosque fue convocado urgentemente en las oficinas del club. Se le convocó por terceras personas, cuando se dirigía en coche a los estudios de Antena 3 para ser entrevistado en el informativo que dirige Matías Prats. "Eso es que me quieren echar", comentó. Por la noche tenía una cita con José Ramón de la Morena, en El Larguero de la cadena SER. Ya tras la entrevista en Antena 3, el periodista J. J. Santos le comentó que no seguiría en el Real Madrid, cuya directiva celebraba reunión aquella noche. Veinticuatro horas antes, durante la celebración por la conquista del título de Liga, se había producido un agrio incidente entre algunos jugadores, liderados por el capitán Fernando Hierro, y el presidente Florentino Pérez, incidentes en los que Del Bosque se mantuvo al margen.

Entre uno y otro compromiso, Del Bosque hizo una parada en el Bernabéu mientras su mujer, Trini, aguardaba en el coche. Al llegar al despacho del directivo Carlos Martínez de Albornoz, se encontró frente a él y Jorge Valdano. No esperaron a que se sentara. Tampoco le dejaron entrar. "No vas a seguir", le dijo Valdano. "Algo así me podía imaginar", respondió Del Bosque. Luego vinieron frases del tipo "si quieres, te podemos buscar un hueco, nada específico, le podemos dar vueltas". La conversación apenas duró un par de minutos. En el trayecto hacia la Gran Vía, Del Bosque recibió la llamada de Fernando Hierro: "Me han echado". Cuando llegó a los estudios de la Cadena SER percibió que los periodistas estaban al tanto de su cese.

Cinco años después, fue Fernando Hierro quien llamó a Vicente del Bosque: "¿Te puedo proponer como seleccionador?", le dijo. El mundo del fútbol ofrece sorpresas de este tipo.

Es evidente que un éxito histórico como la conquista de una Copa del Mundo tiende a magnificar la figura de sus protagonistas, pero los elogios que ha merecido Del Bosque van más allá de sus decisiones técnicas. Lo dijo Johan Cruyff y muchos otros expertos: "Es un señor". No se tiene noticias de que los comentarios deportivos después de un gran evento hayan centrado tanto la atención en aspectos personales. Además de un estilo de juego, Del Bosque parece haber caracterizado una elegancia en los modales. ¿Es producto de aquel señorío nacido de la vieja casa blanca? Desde luego, de ahí provienen sus raíces y su educación. Cómo cambia la estética en el fútbol: en tiempos difíciles, y tras el éxito en el Mundial, se impone por un momento la moda Del Bosque. La línea recta.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Hemos vuelto III

No todo va a ser negativo. Parece que en la sección de fútbol se ha cogido una inercia positiva que hacía varias temporadas que no había. Mi opinión coincide con la generalizada, el mayor culpable es José Mourinho. Llevamos dos meses de competición, muy poco tiempo para un equipo en formación, y el sello del portugués se deja sentir dentro del campo (también fuera). El resultado a final de temporada está por ver. No se pueden alzar las banderas de la victoria ya que en estos meses pueden pasar muchas cosas. Pero al menos hay que valorar positivamente que ha vuelto la ilusión.

Cada acción que realiza el míster tiene un sentido y un orden. Nada está a la mano del destino. Todo atado y bien atado. Recuerdo aquella frase que pronunció el día de su presentación. Venía a decir, más o menos, que una mentira repetida 1000 veces no la convierte en verdad. Un tonto se la cree, un inteligente distingue entra la verdad y la mentira. Esto venía a colación sobre si era muy defensivo para el Real Madrid y su juego muy aburrido. La gente, o los 'periolistos' en este caso, lo confunden con una defensa fuerte, que no a la renuncia al ataque. Los número hablan por sí solos: equipo menos goleado, máximo goleador en Liga, el pichichi está en la plantilla, líderes en solitario, ninguna derrota... Y ya se ha visto en dos partidos con resultado adverso que no le duelen prendas en sacar a un central para dar entrada a un delantero. Y todo esto en la Liga donde también juega el "SúperBarza", ese equipo de moda que todo lo hace genial y tiene a los jugadores más guapos y al entrenados más inteligente y con estilo que ha parido madre (normal que Guardiola tenga alborotado a todo Chueca, por allí se le espera).

En Murcia se empató a 0 con un 2ª B, pero las sensaciones respecto a otros años son muy distintas. No se tira ningún partido. La competición importa y el empate es anecdótico. La pelotita no quiso entrar y punto. Soy capaz de asegurar que el Real Madrid estará en octavos de la Copa. Hay ganas, por mi parte, de levantar este título.

Y en este mes en el que acabamos de entrar visitamos el Camp Nou. ¿Correrá Mourinho por la banda celebrando algún gol? Sueño con ello.

Tengo la sensación de que ahora si ¡HEMOS VUELTO!

TRADICIÓN 1902. Porque ser del Real Madrid, no es una moda.

Los valores de siempre


Gracias a Ra López por la foto.

Hemos vuelto II...

... a las andadas. Después del periodo oscuro que azotó al baloncesto madridista, hubo un par de años, coincidiendo con el mandato de Calderón y la presencia de Melchor Miralles en la Junta, en el que pareció que a la sección se la prestaba la atención que merece el Club más laureado del mundo. Puede que no económicamente, pero sí en interés.

Regresa el "Ñoflas" al poder, tras su golpe de estado con el Marca como avanzadilla, y en un principio nos hizo creer que se había enterado que existe un deporte con canastas, una pelota naranja y 10 tíos en calzones y tirantes corriendo de un lado para otro. Y que se había dado cuenta que el Real Madrid tenía un equipo en ese deporte tan raro. Es más ¡¡existen 8 Copas de Europa en las vitrinas del Club!! Vaya, hombre. Algunos, los más inocentones, acogimos con agrado tan repentino interés, pero resulta que los más desconfiados tenían razón.

La sección de baloncesto del Real Madrid Club de Fútbol se encamina hacia su "II Época Oscura", con la seria duda de si en esta ocasión podrá resistir el equipo tanto despropósito. El error histórico del traslado a la Caja Mágica colea, con ya 5 jornadas de Liga disputadas y 3 de Euroliga, por la falta de previsión, de infromación a los socios, la paupérrima o casi inexistente campaña de captación de abonados y mentiras, muchas mentiras. Gran parte de culpa la tiene el culé de Maceiras, pero en la actualidad no se están haciendo mejor las cosas (Antonio Maceiras ya no está) y no podemos obviar, ¡cómo no!, al Ser Superior y sus politiqueos a costa del Madrid. No me voy a extender ahora en el asunto de la Caja Mágica, pues va a dar para más de una entrada. Muchas, diría yo.

En cuanto al equipo, no responde. La victoria holgada de ayer en Roma espero que sirva como piedra de toque, pero no me resarce de lo visto hasta ahora. En Liga ACB se llegó a tener un 4-0, sí, pero con equipos flojos y sufriendo más de lo debido en determinados partidos. Llegamos a casa del colista y caemos de forma estrepitosa. ¡Ah! y no olvidemos del ridículo histórico de la Supercopa de Vitoria contra el 'Farsa'. ¡¡LAMENTABLE!! Todavía duele ese partido. En Atenas puede que entre dentro de lo normal caer, pero la situación es para hacérselo mirar, como mínimo, al igual que las decisiones que toma Messina en la dirección del equipo.

Para más leña al fuego, algún retrasado mental, que presume de ser socio del Madrid, propone disolver la sección porque es deficitaria y se podría hacer algún fichaje de medio pelo para el fútbol. El "Gafotas" responde que "¡de momento no...!". Vamos, que el "Gafas" se lo plantearía. ¿Haría el Marca la labor de propaganda para crear una corriente de opinión favorable a la desaparición del baloncesto madridista?

Pintan bastos.

Al calor de la noche

¡LEGALIZACIÓN DE LAS BENGALAS EN LOS EVENTOS DEPORTIVOS!

Hemos vuelto I

Casi 4 meses desde la última entrada y parece que fue ayer, ¡bárbaro como pasa el tiempo! Esa última entrada coincidió con la celebración del Mundial de fútbol. Esa quedará como una noche inolvidable, al igual que el paseo de los campeones al día siguiente por la Capital. Para contar a los nietos. Pero el tiempo pasa y lo hace rápido, sin piedad, como decía más arriba. Ya estamos de lleno en las competiciones de clubes y cambiamos todos el chip de aquel glorioso mes de junio-julio.

Entre el periodo estival, quehaceres personales y algo de pasotismo, el blog ha estado totalmente parado, retomando ahora su actividad hasta la próxima vez que me canse, no tenga tiempo o no se me ocurra que escribir.

De momento esto sigue adelante y quería dar las gracias a aquellos qe mandáis correos preguntando por el blog o colaborando por el mismo. ¡Gracias!

No me enrollo más y os dejo de nuevo con los comentarios sobre la acutalidad del RMCF, acerca de las mentiras de los periodistas (¡terroristas!), con fotos, vídeos, frikadas varias o 'piradas de pinza' sobre esto y aquello.

¡HALA MADRID!
TRADICIÓN 1902

lunes, 12 de julio de 2010

G L O R I A

Y el mundo se arrodilló ante nosotros.

miércoles, 16 de junio de 2010

¡¡ESPAÑA!!

Espero que vosotros no os llevaseis el soponcio que he sufrido hoy, cuando tras mucho tiempo esperando que debute el equipo de nuestro país en el Mundial, leo hoy en diferentes medios que mañana contra Suiza juega la Coja, la Pantoja, la Rioja o algo así… Pero no, tras una ardua investigación puedo garantizar que quien finalmente juega mañana a las 16h. es España, la Selección Nacional o la Selección española. Como queráis llamarla. Aceptamos la Furia española como término popular que se implantó tiempo ha, pero nada más.

Por lo demás, mañana acaba la primera jornada de la fase de grupos y todavía estamos esperando a que el fútbol aparezca. Podríamos poner como excepción a Alemania, pero si bien es de las candidatas al título, esperemos a que juegue como mínimo con una selección de medio pelo para poder calibrar su nivel real (que nadie se engañe, seguro que este nivel es importante, pero Australia es un sparring). Menos este partido, también brillan por su ausencia los goles, que no se están mostrando ni con el famoso balón de playa que se han sacado de la manga entre la FIFA y Adidas, que está haciendo estragos en los porteros (los nuestros ya lo sufrieron en los amistosos con cantadas de Íker y Valdés) y dificulta el control de balón de los jugadores. Veremos cómo afecta a los medios españoles, encargados de encauzar el juego del equipo, principalmente Xavi y Xabi Alonso.

El once español más o menos no presentará ninguna novedad escandalosa respecto al que tenemos todos en mente. Se están haciendo de rogar con la situación de Iniesta. Si mañana tiene que descansar para garantizarnos que le tendremos a tope el resto de la competición, bienvenida sea la siesta del jugador blanco, por el color de piel digo, que ojalá lo fuese también en vestimenta. Lamento decirlo pero así es como lo veo y lo siento. Andrés es un crack, un fuera de serie, que tiene el defecto de lucir la camiseta que lleva en las competiciones de clubes. Lo que más me duele es cuando veo ese vídeo, que podéis buscar por youtube, donde siendo un crío dice que es del Real Madrid. En fin. Para que darle más vueltas, volvamos a España.

Viendo hoy el Costa de Marfil-Portugal, en los primeros minutos lo que he pensado es que deseo que la Selección no cometa mañana el error de los portugueses y tantas otras selecciones; salir al campo a ver qué pasa. Han tenido tiempo de ver varios partidos y percibir el ambiente del Mundial como para dejarse impresionar más allá de la pequeña ansiedad que supone un debut de estas características. Será vital que desde el minuto 1 muevan el balón como saben, tocarla en ¾ de cancha, acariciar el cuero, que los suizos sean meros espectadores y empiecen a aburrirse. Si les entregamos la pelota y dejamos que se sientan a gusto y se diviertan a lo mejor cuando queramos tener la posesión ellos ya habrán perdido el miedo y habrán entrado en calor, lo que puede causarnos algún susto. Lo ideal sería marcar pronto las diferencias en el marcador y mover el banquillo para que cuantos más jugadores vayan entrando en sintonía mejor. Esto es más largo que una Eurocopa y tenemos varios jugadores tocados. Un partido más supone un mayor riesgo de sanciones. No creo que con 12-13 jugadores sea suficiente como ocurrió en Austria-Suiza, donde a parte del gran juego desplegado en semifinales y la final, la suerte nos sonrió en los aspectos señalados.

Bueno, que no me enrollo más. Esta entrada quería que sirviese simplemente de preámbulo de lo que viene mañana. Se ha hecho largo desde el día de la inauguración. Cada partido que veía me creaba más ansiedad. Pero llegó el día. Sólo deseo que el día 11 de julio toda la Nación nos echemos a la calle para celebrar al unísono la victoria de La Selección Nacional de España.

martes, 15 de junio de 2010

Grandes momentos IV

Atentos al cántico en el minuto 1:15 de vídeo.

viernes, 11 de junio de 2010

¿Felipe Reyes renovación?

El mero hecho de plantearse o no esta cuestión es un evidencia clara del sin sentido que reina en los despachos de la sección de baloncesto del Real Madrid. Antonio Maceiras, ese encantador de serpientes, ha gozado de un año de crédito para demostrar que intenciones traía al Real Madrid. Ahora, concluida la temporada, puedo permitirme el lujo de hacer balance sobre este elemento que ha colado el Ser Superior, para que la filosofía del Ñoflón se extienda en todos los ámbitos del Club. Ya tuvo decisiones controvertidas el verano pasado, pero la ilusión de un presupuesto superior, el hecho de estar trabajando en un nuevo proyecto y la sorpresa de que Floripondio Pérez no condenase al ostracismo el baloncesto, hizo que los que seguimos también este deporte estuviésemos a la espera de acontecimientos.

Reyes es un jugador comprometido, siente los colores y sobre el parqué encarna esos valores que todos reclamemos del Madridismo: lucha, coraje y entrega. Valores tangibles, palpables y con los que me identifico. No esa palabrería con tonos de filosofía barata que se encarga de escupir nuestro presidente en los numerosos actos publicitarios que se dan a lo largo del año. Que todavía no exista una respuesta firme en cuanto a la solución del contrato con Felipe me lo tomo como un insulto personal. ¿Qué más tienen en mente de cara al año que viene? ¿Nos cambiarán definitivamente el color de la vestimenta para dejar de ir de blanco? Es casi lo que falta. Sinceramente opino, y deseo, que acabará ampliando el contrato. Lo que no puedo concebir es que se llegue a plantear esta cuestión, cuando debería de ser un acto automático, por sentido común y respeto.

Más allá de todo el romanticismo con el que podamos envolver a la figura de nuestro capitán, como jugador tiene un talento innegable. Año a año va mostrando mejoras en distintos aspectos del juego, como en la recta final de esta temporada como tirador, sorprendiendo a propios y extraños. Ha sabido adaptarse a las exigencias del nuevo entrenador sin rechistar. Como bien dijo el propio Ettore en rueda de prensa, lo que pidió a Felipe con otros jugadores le costó llevarse mal durante meses. Esta vez no se ha dado tal situación. Si el equipo ha terminado el año con cierta dignidad, peleando hasta el final en la serie contra el Baskonia, es debido, en gran medida, a la figura de Reyes junto a la de Sergio Llull.

Si fui tajante en mi opinión sobre Higuaín, mucho más lo soy ahora. Con un jugador madridista y español. Con nuestro capitán.

¡¡REYES RENOVACIÓN YA!!

jueves, 10 de junio de 2010

Llega el Mundial

Entre avalanchas, robos a punta de pistola, ensordecedoras bocinas fabricadas por el demonio y el desconcierto general que supone el evitar y ocultar la realidad para vender imágenes idílicas, en menos de 24 horas se nos presenta un nuevo Mundial. ¡¡Cuatro años ya de lo de Alemania!! Bárbaro cómo pasa el tiempo.

En su día hablé sobre lo que opino de los Mundiales y en lo que los están convirtiendo los señores FIFA, por lo que ahora me ceñiré a lo que verdaderamente importa y gusta, lo futbolístico. No voy a enrollarme mucho, así que voy al grano sobre mis favoritas y las sensaciones previas.

De las selecciones potentes no se echa en falta a ninguna. Están todos los grandes nombres aunque con distintas sensaciones y momentos de nivel dispares. Pero al final siempre andarán ahí los de siempre más alguna sorpresa que se pueda colar en semifinales. De las grandes potencias es curioso que con la que menos se cuenta es con la vigente campeona, Italia. Afectada también por las horas bajas del Calcio, están sufriendo a una generación que no termina de asomar la cabeza. Además ya no goza de esa suerte fatídica para el rival que acumula en los torneos hasta auparla a los puestos altos. En la última Eurocopa parecía que volvía la Italia de siempre tras clasificarse in extremis en la primera fase y llegar a los penaltis con España. Pero ahí se quedaron. Mal papel en la Confederaciones del año pasado. Pero cuidado, nunca me fío cuando veo una camiseta azzurra. Con Italia nunca se sabe de qué lado puede caer la moneda.

Precisamente quien disputó la final con los italianos en Berlín el 2006, Francia, viene en una situación similar, peor, a mi juicio. Del gallo francés no espero mucho en este campeonato. Creo que agotó hace cuatro años aquella magnífica generación del 98. Con un ambiente enrarecido en torno al seleccionador y una renovación generacional, que si bien trae algún jugador interesante para tener en cuenta a medio plazo, es a la baja.

Por poner un 'pero' y acordarnos de alguna selección ausente, este año se echará de menos a equipos de medio pelo, no ganarían el campeonato, pero sí sirven para animarlo con un juego alegre y como azote de los gigantes dando algún que otro susto; véase una Turquía, Suecia o Rusia. Este año puede que esa labor corresponda a los equipos africanos, por eso de que juegan en su continente por primera vez en la historia y se les presupone equipos al alza según los “expertos”. Esta última opinión no la comparto. Es un fútbol estancado, con mucho poderío físico que saca alguna joyita de vez en cuando y absorbe rápidamente Europa. Hablando de equipos del continente anfitrión, también podemos incluir a Egipto entre los conjuntos que gustan de cierto fútbol, que podrían haber sido interesantes de ver pero no llegaron a la cita. No olvidemos que son los actuales campeones del “continente negro”.

Vamos a hablar de los grandes y mis favoritos al título final. Hablando claro, si me tuviese que jugar hoy mismo mi dinero la apuesta sería Inglaterra. Más allá de los jugadores que tiene, el motivo es claro y conciso: para mí, allá donde esté Fabio Capello tendré un favorito siempre. No hay más. Es el mejor entrenador del mundo. Tenía mis dudas sobre el rendimiento con un equipo que no requiere trabajo diario, como son las selecciones, tan dependientes de los momentos puntuales que sufran los jugadores en las distintas alturas de la temporada. Pronto se disiparon las dudas e Inglaterra llega de forma brillante al Mundial, con 34 goles que la acreditan como la máxima goleadora de la zona europea. El italiano resolvió airosamente el conflicto Terry-Bridge quitándole la capitanía al primero y renunciando el segundo a viajar por el bien de los pross (recordemos que era un problema importante de vestuario, pues el capitán en las islas tiene mayor relevancia que en España). Una defensa muy trabajada, un centro del campo explosivo de rápidas transiciones y un Wayne Rooney brutal son las principales armas de los ingleses.

Brasil siempre será Brasil. Los pentacampeones que cuando se unen entran en una comunión, ¿será la samba?, que les hace rendir muy por encima de lo que puedan haber mostrado con sus clubes. Me temo que Kaká será el claro ejemplo. Están encuadrados en un bonito grupo con la combativa Costa de Marfil, aunque a ver como se sobreponen a la baja de Drogba, y con Portugal, que se encuentra en una situación similar a la que ha vivido España históricamente. Llegan con la vitola de gran selección que parece encontrar el momento de lograr algo grande, para hacer las maletas antes de cumplir el medio mes de competición. De este grupo puede salir el primer choque de trenes, aunque dudo que llegue el España-Brasil, debido a que a ambas las veo primeras de grupo. Antes no me sonaba raro un Costa de Marfil-España, pero tras la mencionada lesión del delantero africano, Portugal gana muchos enteros para el cruce. Lo dicho, España les manda a casa y nueva decepción lusitana.

El otro coloso sudamericano, Argentina, por jugadores debería de estar ahí, pero por seleccionador y juego desplegado en la fase de clasificación despierta dudas. ¿Qué albiceleste nos encontraremos? Habrá que esperar al primer partido para ver si Maradona empieza con sus habituales meteduras de pata o sigue una estrategia coherente y pone sobre el tapete lo mejor que tiene, que en la delantera es mucho. También son luces y sombras la presencia de Messi. Si en el Barza despunta, con su selección no está al mismo nivel, cuestión que tiene mosca a sus compatriotas (de los cuales muchos están siendo deportados, por cierto). Si Metadona consigue encajar las piezas serán favoritos al título sino… lo dicho, dudas.

Los alemanes a lo suyo. Sin grandes alardes pero seguro que ahí estarán. Disciplinados y rocosos se plantarán sin excesivas complicaciones entre los 8 primeros. Holanda: no ganará, pero espero de ella el mismo juego desplegado en Austria y Suiza. Ruego porque Robben se recupere a tiempo. La mayor incógnita que se me plantea es el rendimiento de Kuyt (la sombra de Ruud es alargada) en la delantera. Me encantaría un futuro choque entre holandeses y españoles, rememorando las batallas del XVI-XVII. Esta vez nos tocaría a nosotros.

¿Qué podemos esperar de otras selecciones? Me interesa ver a Estados Unidos. Deseo que se estrellen y no evolucionen por la animadversión que siento hacia ese país, pero año a año van mejorando futbolísticamente demostrando un criterio táctico interesante y que nos costó la eliminación en las semifinales de la Confederaciones. Cierto que con una leve dosis de suerte y una gran metedura de pata de nuestro seleccionador en los cambios, quitar a Cesc fue un error fatal. Uruguay se la espera combativa, como a los mexicanos, de esas selecciones que pueden regalarnos bonitos partidos en la primera fase pero poco más. Alguna podría situarse como la revelación si tiene un buen cruce, y puede plantarse en cuartos, pero ni mucho menos serán los rivales a batir.

¿No voy a hablar de España? Por supuesto, pero lo haré en otra entrada antes del día 16, cuando debutamos, que esta se prolonga y se cansan los dedos y la cabeza. Simplemente quería dejaros con mis impresiones y pronósticos para este bonito evento en lo futbolístico, esperemos que un desastre en lo comercial y organizativo. Pese a lo comentado, puede que dentro de un mes tenga que escribir de nuevo para decir, ¡no di ni una! Son Mundiales, un día tonto te manda para casa, una lesión inoportuna, una expulsión, una mala decisión arbitral… Este es otro factor a tener en cuenta. Tras el esperpento arbitral sufrido en Japón y Corea 2002 ¿se repetirá lo mismo a favor de los africanos? ¿Seguirá la FIFA empeñada en cargarse el fútbol? Todas estas dudas tendrán respuesta a partir de mañana a las 16 horas.

Y por supuesto: ¡todos con España! ¡¡ARRIBA ESPAÑA!!

martes, 8 de junio de 2010

Madridismo activo

La ventaja de tener un mínimo de experiencia en esta vida debido al paso de los años, es que podemos comparar con épocas anteriores lo que vivimos hoy en día. Esto nos hace mantener un espíritu crítico y de resistencia si ante nosotros se plantea un presente que nos desagrada con un futuro desesperanzador. En muchas ocasiones me planteo el porqué seguir ahí, acudiendo a Chamartín o Vistalegre (bueno, esto último ni eso podré hacer el año que viene). No me siento identificado con la política del Club, ni con gran parte de la afición, con el modo de plantear las competiciones ni el entorno de las mismas. ¿Por qué?

Tal vez sea un ideal lo que mantiene viva la llama. Puede que la esperanza siga ahí, en el fondo de mi subconsciente. Llega el Mundial, una competición que siempre me ha emocionado y hecho disfrutar con lo mejor del fútbol concentrado en un mes, y deseo que sea un fracaso. No en el orden deportivo, donde ansío que España levante el galardón, pero sí en el organizativo. Me encantaría ver estadios vacíos, hoteles de los equipos desvalijados como el de Colombia. Caos en las calles. Grandes pérdidas económicas. Sí, este sentimiento lo asocio a la esperanza, la que comentaba al principio, de que todo se vaya al garete para volver a un estado puro del sentimiento deportivo. A los valores clásicos que se remontan a la antigua Grecia y que no distan mucho de los que defendemos los pocos románticos que quedamos.

También puede que sirva de motivación los amigos con los que compartes conversaciones interminables sobre este asunto, sobre el estado deportivo de nuestros equipos, las cervezas previas y posteriores a los encuentros, viajes, animación, alegría y frustración, odios,… Puede que eso lo convierta, en cierto modo, en un estilo de vida. Mientras muchos jovenzuelos de la España de hoy sólo piensan en los fines de semana como el espacio de tiempo dedicado para gastar un bote gomina en la cabeza, ponerse pendientes de plástico imitando al futbolista o cantante de moda del momento, de ir a lucir palmito a garitos de lo más cool con música insufrible importada de lo más barriobajero y denigrante del otro lado del charco; otros miramos los días marcados en rojo en el calendario como el momento de compartir vivencias, cánticos y dar rienda suelta a nuestras emociones en torno a lo que se considera un sentimiento, no una moda. Seguro que muchos han pensado en ocasiones que se acabó. Hay que desdramatizar, seré uno más de los borregos que solo presumen de ser de su equipo durante los 90 minutos que el fútbol pone en bandeja para hacer el friki. El resto del día y de los días me olvidaré de esos mercenarios. Veré las tertulias de Ana Rosa, intentaré encontrar la gracia a los Manolos para tener conversación en el bar y disfrutaré de los bailes que nos dedican los parásitos de nuestra sociedad antes de acostarme.

Pero ene l horizonte se asoma el siguiente partido y notas como la sangre fluye más rápido según se acerca el día y la hora. Escuchas al palurdo de turno recitar exactamente igual la misma frase que ha leído por la mañana en el Marca y cuentas hasta 10 para no darle una galleta como premio. Observas a tu alrededor y te sientes en una dimensión a parte del resto de los viandante porque percibes que ninguno intuye lo que tú estás y como lo estás pensando. Entonces te das cuenta que no es cuestión de decir que lo dejas. Es como lo vives y eso va dentro. Lo llevas tatuado en tus vísceras.

Volviendo a lo que comentaba en el primer párrafo, las nuevas generaciones que llegan ahora no tendrán con que comparar porque sólo conocerán esto: el deporte-negocio. Se creen que el Madrid de Florentino es igual o mejor que el de Don Santiago Bernabéu o el de los 80. Ven los Mundiales a través de latas de Coca-cola o de Shakira y Bisbal. Nunca oirán hablar de Raimundo Saporta. No conocerán lo que era un Estadio rugiendo alentando a su equipo de pie. Jamás verán la banda morada, en honor al pendón de Castilla, atravesando el MCF por completo para fundirse con el límite dorado de nuestro Escudo sin detenerse en una M recortada en sus extremos inferiores.

Por eso os animo a una labor de boicot y difusión. No consumáis productos que lleven el escudo apócrifo de nuestro Club, símbolo de mercantilismo y traición a nuestra historia.¡ No nos representa! En cuanto a la labor de difusión, disiente de las doctrinas oficiales expuestas en los panfletos que día a día venden en los kioskos. Habla a los niños y jóvenes de lo que nos enseñaron que era el Madridismo. Aprovecha este medio que es internet en la labor de transmisión. Escribe lo que has mamado desde pequeño y pásalo a través de mails, redes sociales o blogs. Que nadie apague tu voz en los estadios o pabellones. Luce con orgullo tu bufanda con los colores de siempre. Muestra en el distinto material que portes cuales son los verdaderos símbolos que nos identifican. Sal a la calle con tu camiseta blanca impoluta. Busca prendas de nuestro equipo con el Escudo anterior (si lo buscas lo encuentras). No acudas a las tiendas oficiales de la marca que nos viste a no ser que sigan vigentes las ediciones retro.

En definitiva, lo que os propongo es un MADRIDISMO ACTIVO. De nosotros depende que lo que nos mantiene ahí no se apague con las generaciones venideras. No esperes que los de arriba lo hagan por ti, pues entonces estaríamos perdidos de antemano. Defiende lo que es tuyo y da sentido a tu vida.

RESISTENCIA MADRIDISTA
¡¡HALA MADRID!!

lunes, 7 de junio de 2010

Madridista y español

RMCF-B.Munich. Semifinales Copa Europa 2000.

Foto PK

Abrid las ventanas

El título de esta entrada es para que pueda salir todo el humo que nos han vendido desde el despacho de la sección de baloncesto del Club. Parece que con el Ñoflas mediante las cosas no salen bien ni cuando se las propone mínimamente.

Con el anterior "régimen", por hablar en términos que encanta a los terroristas informativos, el baloncesto sufrió un renacimiento propiciado simplemente por el interés de la Junta Directiva más que por la inversión económica. Muchos dábamos palmas con las orejas por aquella nueva etapa que se abría de nuevo en la canasta madridista cuando no debería de ser más que el devenir lógico y natural del Club más laureado del mundo. Sí, digo del mundo. Parece que como anda por ahí la NBA, ese pseudodeporte, se habla de Europa como un mundo a parte. Que alguien comente aquí quien tiene un palmarés como el RMCF a nivel mundial. A lo que voy, que me desvío. Se cierra la primera temporada con dos títulos y una final copera. Se hacen los fichajes justos y necesarios manteniendo el bloque. No se está a la altura pero se continúa con una lógica de trabajo. Tal vez lo que falta es una inversión acorde para poder asaltar Europa con garantías. Dos años en blanco pero en Carabanchel se vive una comunión con el equipo sin precedentes desde aquel mágico 1995. Tal vez lo único que sobró fue aquella propuesta un tanto absurda de Real Madrid Club de Fútbol y Baloncesto. No es necesario. Somos el RMCF con todas las consecuencias y nuestra identidad intacta. Tanto sobre el césped como sobre el parqué. No salió adelante la proposición pero quedó el RMB para el marcador de la televisión y la ACB. No me gusta.

Se cierra el ciclo de Calderón, abandonando antes el barco por distintas circunstancias Melchor Miralles, hombre que hizo mucho bien a la sección, como reconocen los propios jugadores. El miedo se instala en la afición ante la llegada del aclamado presidente por el "madrismo". Para el Madridismo, con mayúscula y sin comillas, era un motivo de preocupación e inestabilidad. Ya proclamado presidente acude a las semifinales de la ACB ante al Tau, el año pasado, y quedá encantado con el ambiente vivido en el feudo limitado por Castrogeriz en uno de sus fondos. Se trae a un amigo suyo, gran conocedor del mercado y con el currículum de gran culé bajo el brazo. Hablo de Maceiras.

Antes de empezar a rajar sobre Antonio y para no pecar de descalificaciones gratuítas, decir que sí, tiene una gran capacidad de trabajo y ha dedicado muchas horas a la sección desde que llegó hasta el día de hoy. Es un enfermo del baloncesto e intenta controlar todos los aspectos que rodean al equipo. Pero ¿es eso suficiente? ¿Justifica ciertos actos? ¡NO! Ahora la excusa es que la inyección económica de este año se esfumó en las bajas. Bueno, veremos que sucede el año que viene cuando no goce de este escudo. Lo cierto es que tras la total renovación de la plantilla, o casi, que también intentarón dar puerta a nuestro capitán, los que han dado la cara han sido los de siempre. Llull y Felipe. También merece especial atención Bullock, aunque sea por su carrera como madridista, aunque parece que en la presente temporada no se ha librado de la contaminación que existe en el vestuario.

Unos ugadores disgustados, otros sin compromiso, decisiones ilógicas, acciones raras y sin la debida y obligada explicación, rumores, conversaciones secretas negadas por un lado y afirmadas por otro, cambios de pabellón llevados con extraño secretismo... excusas y más excusas. ¡¡HUMO!!

La consecuencia de todo esto es una temporada para olvidar y un futuro inmediato de lo más desconcertante. Se ha perdido totalmente la identidad y todo ello viene de la mano de un gran cambio, de casa, que a priori no es a mejor. Para más sal a las patatas, en el aire está la renovación de uno de los pocos vínculos que quedan entre equipo y afición.

martes, 1 de junio de 2010

Santillana

Real Madrid - Rijeka. Copa UEFA 1984/85, vuelta de los Dieciseisavos de final. 3-0.

Colaboración de PK

Apuntes sobre la temporada III

Por fin termino, con esta tercera entrega, el análisis personal de lo que he podido ver de nuestros jugadores a lo largo del año dentro de la sección de fútbol. Para el final he dejado a la delantera, por seguir un orden lógico, y a los tres fichajes “estrella” del año. No me voy a extender mucho porque de los jugadores que quedan por desmenuzar casi lo he dicho todo en otras entradas y tampoco quiero volverme loco repitiendo lo mismo una y otra vez, pero algo más sí que apuntaré.

Raúl. ¿Hace falta que os cuente algo? Pues eso mismo. Raúl es Raúl, el 7. Lo ha dado todo por este Club, tanto como futbolista en el terreno de juego como capitán en otras facetas del equipo. Ha sido y es un ejemplo a seguir y espero que en la conversación con Mourinho de esta mañana llegasen al acuerdo de que siga un año más. Se merece levantar una Copa de Europa como capitán. Futbolísticamente parece muerto, pero cuando está en el área… Ha seguido sumando goles en Liga y en Europa. ¡¡ETERNO CAPITÁN!!

En cuando a Higuaín, los números hablan por sí solos y os remito a unas entradas más abajo, donde me opongo a su venta, para que podáis leer lo que pienso de él y su estilo de juego. Hace un rato he leído en un medio de comunicación deportivo que ha firmado la renovación hasta el 2016. Respiro un poco. Pero con Florentino Pérez mediante no lo haré aliviado del todo hasta que no se cierre el mercado en septiembre.

Vamos a los fichajes. Ronaldo: ¡un crack! No sólo es un jugador total en cuanto a clase y potencia, sino que su entrega en el verde es digna de elogio. Lo que se reclama al extranjero que viene al Club más importante del mundo. Ha demostrado ser consciente de donde está y hay que agradecérselo. Que siga igual el año que viene; con ese espíritu ganador, desequilibrando al adversario, con el olfato goleador intacto, una velocidad endiablada, excelente lanzador de faltas, gran rematador de cabeza…

En cuanto a los fracasos del año. Fracasos por las expectativas despertadas por los medios de comunicación y por el departamento de ‘marketing’ del Club, porque ninguno de los dos fichajes me convencía. Kaká ha seguido en su línea de los 2 últimos años en Milán. Ahora muchos se llevan las manos a la cabeza pero el rendimiento del brasileño no es novedad. Benzemá está exactamente al nivel que esperaba. Es un buen jugador pero no necesario para el Real Madrid. Soy seguidor del blog de Axel Torres, un experto en fútbol internacional, y éste sigue defendiendo la figura del francés y dice que nos hará disfrutar cuando concluya su adaptación y formación como jugador. Yo sigo sin esperar tanto de él, máxime cuando se han visto actitudes de indolencia en el terreno de juego impropias de un chaval que se supone debe de comerse el mundo. Muchas ganas deberá de poner para hacer imparable esa arrancada en el último cuarto de cancha encarando la portería. Por el bien del Real espero que Axel tenga razón. Aunque sinceramente opino que si llega una buena oferta se le debe de mostrar amablemente la puerta de salida. Como esto no será así, a ver qué tal con ‘Mou’, si sabe exprimir sus cualidades.

domingo, 30 de mayo de 2010

Nuevo entrenador

Esta semana se ha confirmado la contratación de Mourinho por nuestro amado Club. Antes de empezar con lo positivo, ya que me parece una opción acertada, anotar que este fichaje a estado muy cerca de provocar un nuevo esperpento desde la entidad. Se despide a Pellegrini, el gafotas anuncia su fichaje y Moratti dice desde Milán que ‘Mou’ sigue siendo del Inter y si alguien lo quiere que suelte 16 kilos. Pasan las horas y no se resuelve los que se intuye como un nuevo galimatías. Me lo venía a venir. Por fin a última hora de la tarde del viernes se soluciona el entuerto que apuntaba a un film de Pajares y Esteso. Lo más gracioso es ver la portada del panfleto oficial del Ser Superior, o lo que es lo mismo, la nueva Biblia del madridismo, el sábado día 29; ¡¡fichado a mitad de precio!! Vendiéndolo como un logro, ¡cómo no!, de nuestro querido y nunca bien ponderado presidente.

Centrándonos en lo estrictamente deportivo, decía que el fichaje sí me gusta. Hablé en su día de la destitución de Pellegrini pero no a cualquier precio. Simplemente si venía un entrenador que pueda mejorar lo que hay. El portugués lo hace. Viene rodeado de un mito, como en su día Fabio Capello, de si juega así o asá. Todo ello por lo que publican los medios, pero poca gente habrá visto más de dos o tres partidos suyos. Bueno, tal vez 4 coincidiendo con las eliminatorias contra el Barsa. De todos modos, un equipo italiano no es el baremo ideal para medir el nivel de juego de un equipo en lo que a exquisitez se refiere, por algo bien sencillo, el fútbol que se practica en Italia es un coñazo. Así lo veo, sin lugar a dudas. Si bien en Inglaterra sería capaz de tragarme un encuentro de patio de colegio, en el Calcio he empezado a ver mil y un partidos y jamás he aguantado los 90 minutos seguidos.

Lo que no se puede negar es que el Inter ha levantado la triple corona, esa de la que tanto se alardeaba el año pasado y ahora parece que es fruto del antifútbol, siendo uno de los títulos la Copa de Europa, que llevaban décadas y décadas sin conquistar (preciosas las imágenes del Giuseppe Meazza al amanecer con 50.000 almas mostrando con orgullo sus colores y las bengalas contrastando con la luz que se alzaba por el levante). No sólo es lo conseguido esta última temporada, sino la trayectoria que avala al técnico portugués con equipos de distinto pelaje, donde les llevó siempre al éxito. Yo mantengo la teoría de que es imposible ganar tantos títulos jugando mal. Así se pueden ganar diversos partidos, pero nunca alzar las copas. Mourinho domina todos los registros, dentro y fuera del campo. El otro fútbol, que decía Camacho en vísperas del Mundial de Japón y Corea. Me da la sensación de hombre inteligente. Que mira a la cara y sabe qué decir y hacer en cada situación. Su fútbol ofrece múltiples alternativas, lo que dará gran versatilidad al juego dependiendo de las circunstancias que nos encontremos en cada partido. Conseguir eso se define en una palabra: trabajo. Sus equipos son trabajados, juegan con el rival estudiado y con una idea clara. Y si alguien tiene duda alguna ya está él desde la banda para quitársela. Creo que se acabó eso de ver una situación adversa en el campo, mirar al banquillo para buscar soluciones y encontrarte a un hombre refugiado en su asiento bajo la visera azul que le protege.

Lo que más me preocupa es su adaptación al día a día del Real Madrid. Los carroñeros (es decir, los periodistas) se relamen el hocico esperando la carnaza que tanto ansiaban. Le buscarán una y otra vez en situaciones extradeportivas para sacarle de sus casillas. Provocarán continuamente el enfrentamiento contra los culés… sólo espero que de nuevo sea más listo que ellos, que tampoco es difícil. Aún así cada uno a lo suyo y la fachada de hombre borde e insensible ya está vendida aquí. Sólo hay que ver la imagen con Materazzi a la salida del Bernabéu tras ganar la final. Un hombre que dice las cosas como son, mira fijamente a la cara al desafío, que no muestra temor ni duda y además es capaz de expresar sentimientos como lo hizo aquel día, habla muy bien de él mismo como un valiente.

Lo dicho, espero que aquí no le pase lo que le ha sucedido ya a muchos, que se vuelvan locos ante la vorágine que rodea al Madrid desde hace poco más de un lustro. Mucha gente se opone a su fichaje por esa imagen suya que nos han ofrecido, pero también es un importante precedente el cariño que le procesan las aficiones y jugadores con los que ha defendido unos colores.

Y para finalizar responder a aquellos que se atrevían a decir que hubiese sido humillante para un Real Madrid alcanzar la final de la Copa de Europa como lo hizo el Inter en el Camp Nou. Si se llega a dar el caso de alcanzar el último paso para coronarse como rey de Europa, ante el vigente campeón y el que probablemente mejor jugaba al fútbol, en su campo, con uno menos por una expulsión injusta a la media hora de juego, después de haberles pegado un buen repaso en el partido de ida y tras perder 1-0 dejando el global de la eliminatoria en un 3-2 a favor… estamos todos bañándonos en pelotas en la Cibeles o en cualquier aspersor de Barcelona.

Espero y deseo que al menos esta vez sí, alguien cumpla dos temporadas consecutivas en el banquillo.

viernes, 28 de mayo de 2010

miércoles, 26 de mayo de 2010

Apuntes sobre la temporada II

El centro del campo será una de las zonas a reforzar de cara a la temporada que viene, más teniendo en cuenta que habrá que dar la baja a unos cuantos jugadores que ya han cumplido en el Real Madrid y poco más pueden aportar siempre y cuando llegue savia nueva.

Lass sorprendió a propios y extraños cuando arribó en el puerto madridista en diciembre del 2008 con el cartel de desconocido. Con las virtudes de M. Diarra pero disfrutando de mayor técnica para ganarse así un puesto en el once titular y el derecho de estar este año en el nuevo proyecto. En la presente temporada se ha ido desinflando como un globo dando la sensación de querer borrarse del último tramo. Jugadores que no tengan compromiso saben donde tienen la puerta de salida. Diarra, el Malí, también me pareció un fichaje acertado en su día haciendo un buen servicio a este Club, lo que no quita que a día de hoy le vea prescindible. Ha jugado muy poco como para ofrecer un juicio de valor exacto sobre su estado actual, es cierto, pero ya ha cumplido con la camiseta blanca.

Más importante me parece la figura de Gago. Un jugador que cayó en la desgana y la desidia volviendo desde la mitad de campeonato a comportarse como un futbolista. Su rendimiento es limitado y parece que no ofrecerá más de lo que hemos llegado a ver con él. Eso no oculta que cuando ha sido bueno y entrenaba dos veces al día, es mucho lo que aporta sobre el terreno de juego. A veces ese trote al ralentí y la parsimonia con la que controla el esférico puede dar a lugar a pensar que está una marcha por debajo de lo que el partido requiere. Cuando el físico le acompaña no pierde la compostura y suele adueñarse de su parcela de campo haciendo al equipo rival que mire hacia otro lado a la hora de elaborar.

La clase y el sentido futbolístico han corrido a cuenta de Xabi Alonso y Don José María Gutiérrez. De ellos he hablado bastante a lo largo de este blog como para redundar en sus virtudes. Tampoco descubro nada. Este año se simplemente han hecho lo que mejor saben, viéndose el guipuzcoano limitado por un sistema de juego en ocasiones un tanto ‘raro’, con posiciones por definir, desmarques por trabajar y falta de equilibrio entre las distintas zonas del campo. Guti ha estado soberbio. Así de simple. Sólo achacable la falta de regularidad a la hora de saltar al césped por lesiones raras; como hematomas que le tienen semanas y semanas fuera del terreno de juego. Junto con Cristiano, el mejor de año, sin duda. Con un nivel alcanzado digno de un Mundial… pero para que abrir debates ya cerrados ¿no?

Para mí la decepción ha sido Granero. ¿Porque es malo? ¡No! Por falta de ganas. Espero que alguien le haya dado un repasito para que tenga algo que reflexionar estas vacaciones y se de cuenta de que esto es el Real Madrid. No se puede saltar al césped del Bernabéu como si ya se hubiese hecho todo en esta vida, máxime cuando eres uno de los fichajes más deseados de la afición. Ser de la cantera no te da derecho a estar repitiendo constantemente que has perdido dinero para venir al Madrid y lloriquear a tus compañeros cuando has jugado 31 partidos (21 de ellos titulares) en Liga y 4 (3 titular) en Copa de Europa. Clase tiene por los cuatro costados. Esperemos que el año que viene la saque a relucir sustituyéndola por la chulería. Es canterano y español. Sigo confiando en él plenamente.

Con quien hay que quitarse el sombrero es con Rafael Van der Vaart. Marginado en un principio por órdenes de la cúpula mafiosa del Ser Superior, para al final demostrar la gran valía de este jugador. Con un par se quiso quedar y con un par se ha mostrado sobre el campo. Nos ha regalado grandes tardes de fútbol y entrega una vez superado el mal año en lo personal por la grave enfermedad que sufrió su esposa. Todo influye. Ya suenan cifras para su venta. Me gustaría verle más temporadas en el equipo. Necesitamos más que once jugadores y si el año que viene no es titular sería un suplente de lujo que podría desequilibrar encuentros en las segundas partes.

viernes, 21 de mayo de 2010

miércoles, 19 de mayo de 2010

Un único Emperador

Sales a la calle y el sol baña los edificios dela capital afirmándonos, parece que de una vez por todas, que estamos en primavera rumbo al verano. Da gusto despojarse de las prendas de abrigo. Sentarse en una terraza a disfrutar de una buena cerveza, la cual se hace más apetecible con las altas temperaturas. Las mozas lucen palmito y alegran la vista al viandante. Este año hay que sumarle un aliciente más, que por otro lado también es motivo de nostalgia y reflexión, con unas pequeñas gotas de rabia. Las marquesinas de las paradas de autobús, los letreros de la propaganda, los carteles de las farolas… nos recuerdan que este sábado se juega la final de la Copa de Europa. Los que amamos el fútbol en parte lo vemos como algo especial, pero siempre está presente en nuestras cabezas, las del madridista, el “y si estuviésemos nosotros”. Sólo de pensarlo… Pero no estamos. Y punto. A principio de semana el ver las estrellas de la máxima competición continental por cada esquina de la ciudad se convertía en una tortura. Pero desde ayer por la tarde lo fue menos.

En el famoso parque del Retiro, junto a la rosaleda, se ha instalado una zona con motivo de la final del sábado. Se está jugando un torneo en un campo de dimensiones similares al de fútbol sala, dos carpas dedicadas a cada finalista, tiendas para comprar productos de la final, carpas de patrocinadores… Lo típico, vaya. Pero lo más destacable de este evento es la exposición dedicada a la historia de la Copa de Europa, sita junto a la estatua al “Ángel caído”, y la zona donde se reproduce un vídeo, de un cuarto de hora aproximadamente, relatando los hechos más destacables del más de medio siglo de competición (junto al Paseo de coches). Habla de los récords conseguidos, muestra a todos los campeones y curiosidades, que se narran con el bombardeo de imágenes a través de cinco pantallas que te envuelven acompañado de distintas versiones del himno de la Champions que ponen el vello de punta. Destaca la reproducción de los 3 minutos íntegros que fueron mágicos para los Reds en la final del 99 en Barcelona. También el gol de Zidane en la final de Glasgow y el que se considera el mejor partido de la historia del fútbol; la final en Hampden Park entre el Real Madrid y el E. Frankfurt.

Es tras videar esta película cuando las estrellas de la Champions dejaron de ser tortura para convertirse de nuevo en las más fieles aliadas. La historia de la Copa de Europa sería distinta sin el Real Madrid. Se concebiría de otra manera. Raúl como máximo goleador. Di Stéfano como único jugador que ha marcado en todas las finales jugadas. La Saeta único jugador en conseguir un ‘hat-trick’ en una final. Bueno, superado por Puskas en el mismo partido que marcó 4 goles en 25 minutos, hecho que también destacan. Zidane con el gol de más bella factura. Récord de espectadores en una final, la del 60 en Glasgow con más de 127 mil espectadores. En el mismo partido se marcaron 10 goles (siete madridistas), lo nunca visto. Bernabéu, junto con la revista France Football como precursor del torneo… Conozco un culé que me dice de vez en cuando; “¡joé! Es que los madridistas siempre que se os dice algo saltáis con las 9 Copas de Europa”. ¡¡Será porque somos los únicos que podemos presumir de ello!! Aunque si quiere también saltamos con las 31 Ligas, 3 Intercontinentales, 2 UEFAS,… a gusto del consumidor.

Por eso hoy, cuando he vuelto a salir a la calle y he visto las estrellas de la Champions en cada pared de mi ciudad, he sonreído, porque he sentido que esas son las estrellas que iluminan las noches de Madrid. Las Noches del Real. Las Noches de Europa.

Sin el Real Madrid Club de Fútbol no tendrían el mismo resplandor.
¡¡VOLVEREMOS!!

Más madera.

Publicado hoy en elmundo.es. Que cada uno saque sus conclusiones...

Tiempo de fichajes y de dispendios. Mientras el Gobierno de España se pelea contra su déficit presupuestario, las finanzas de la Primera División de fútbol continúan en su espiral incontrolable, según el último estudio presentado este martes por el profesor de la Universidad de Barcelona José María Gay, permanente informador de los desvaríos económicos del fútbol.

Los 20 clubes de la Liga sumaron una deuda de 3.526 millones de euros en la campaña 2008-09 por los 3.490 de la temporada anterior, de acuerdo con el estudio, recogido por la agencia británica Reuters.

Los ingresos de los clubes de Primera División descendieron esa temporada más de la mitad, hasta un tibio 4%, frente al 10% de la campaña 2007-08, mientras que por otro lado los costes ascendieron a 1.704 millones de euros, 249 millones más que los ingresos, de 1.455 millones.

Solamente los gigantes Real Madrid y Barcelona, dos de los clubes más ricos del mundo, y el modesto Numancia, que descendió, lograron beneficio operativo en ese periodo, aunque Gay no ha podido incluir los datos de los equipos Atlético de Madrid, Villarreal, Almería, Racing de Santander, Sporting de Gijón y Recreativo de Huelva, ya que presentaron fuera de plazo sus cuentas en el registro oficial del ejercicio que finalizaba el 30 de junio de 2009. En estos casos, utiliza los números del ejercicio anterior.

José María Gay señala los costes laborales, es decir los salarios de los futbolistas, como el gran mal de las finanzas futbolísticas, ya que sumaban un 85% de los ingresos operativos de los clubes.

Hacia el modelo escocés
"No nos hagamos ilusiones, el fútbol español está en una situación muy difícil, como nuestra economía", resume Gay. "No se puede gastar más de lo que se gana. Es una regla esencial para la supervivencia económica".

Los ricos Real y Barça dominan la Liga porque negocian sus propios acuerdos de televisión y recaudan la mitad de sus 560 millones de euros de ingresos de los derechos audiovisuales de la pasada temporada.

Gay sugirió que esta situación tendría que cambiar si la Liga quisiera evitar el desmoronamiento financiero y desviarse del denominado 'modelo escocés' de competición, con dos clubes -Celtic y Rangers- dominantes en lo deportivo y lo económico.

La competición de Primera División recién terminada es un calco de ese mimetismo con la 'Scottish League': el campeón, Barcelona, marcó un récord de 99 puntos, mientras que el Real Madrid, que se gastó 250 millones de euros en fichajes al comienzo de la temporada, fue segundo con 96, a una distancia de 25 puntos del Valencia, tercer clasificado.

"¿Quién puede ganar la Liga? La respuesta es obvia: Barça o Madrid, Madrid o Barça. Nadie más", dice Gay. "Quizá ahora sea el momento idóneo para renegociar las reglas de la economía entre todos los protagonistas", añade.

Los ingresos de televisión
Real y Barça son sistemáticamente presionados por los clubes más modestos para que renuncien a sus privilegiados derechos de televisión y se adapten a un sistema imperante en la mayoría de las otras ligas europeas, en las que se reparte el dinero. Pero los dos grandes replican que perder sus ingresos televisivos los haría menos competitivos en Europa y no podrían fichar a los mejores futbolistas ni pagar sus caros emolumentos.

"Barça y Madrid deberán hacer un esfuerzo y sacrificarse hoy para que la Liga pueda prosperar. Un paso atrás y varios adelante. Si no sucede esto, la liga agonizará", insiste Gay, quien asegura que una de las principales razones de las ruinosas finanzas de los clubes españoles se debe a a los costes laborales, mucho mayores que los ingresos operativos incluso en equipos como el Sevilla, el Atlético o el Valencia.

"Esto implica que el modelo económico es insostenible y que a menudo se ven forzados a un plan alternativo de ingresos extraordinarios para acabar con sus déficits. "Al igual que el Estado español, el fútbol necesita drásticos recortes, especialmente en sueldos", añadió Gay. "Y eso significa que todos tendrán que apretarse el cinturón".

El genio de Sibenik

martes, 18 de mayo de 2010

Apuntes sobre la temporada I

La plantilla se confeccionaba con cierto criterio durante el periodo estival, cosa poco común en la etapa anterior del Ser Superior. Las incorporaciones de “medio pelo” como las de Arbeloa o Granero no se hubiesen dado antes del 2006. Tal vez tampoco la de Xabi Alonso, que si bien es un jugador excepcional puede que no goce del glamur necesario para desfilar por las alfombras rojas de los distintos saraos y eventos publicitarios. El caso es que llegaron y se recibió las incorporaciones con mucho agrado. Dos centrales para reforzar la defensa que han rallado a un gran nivel y las superestrellas mediáticas; la cual sólo una lo es realmente en el terreno de juego. Demasiado bonito para ser cierto. Entramos en el final de agosto y hay que hacer la “florentinada” del año: Robben y Sneijder fuera. Con Rafa se intenta hacer lo mismo pero no se pudo colocar y a ‘Van Gol’ le enseñan la puerta de salida en el mercado de invierno. No es que fue una pieza clave, pero tampoco hubiese visto mal quedarnos con Gabi Heinze en el equipo. Me encanta este tipo en la posición de central (no de lateral). Aunque tras los fichajes de Albiol y Garay tampoco pasaba nada por darle salida. Tenía que hacer este comentario porque sentía debilidad por el argentino.

PORTERÍA. El Real Madrid sólo tiene un portero. Íker Casillas, en mi opinión, sigue siendo el mejor guardameta del mundo y un año más nos ha vuelto a deleitar con paradas fuera de lo común. Esto no quita para que por primera vez desde que defiende nuestra camiseta haya cuajado una irregular temporada teniendo partidos donde daba ganas de echarle a los leones. Evidentemente me pongo en pie cada vez que hablo de este jugador: de la cantera, español, madridista, un fuera de serie… Sin embargo veo necesaria la contratación de un portero de verdad para el banquillo. Alguien que achuche para que no se duerma en los laureles, como le sucedió en su día con César. Dudek está de florero y no sirve en esta función. Diego López era demasiado para machacar sus mejores años de carrera en el banquillo. Pero un cancerbero de las características de Alves, actualmente en el Almería, creo que cumpliría perfectamente con el perfil. Así aseguraríamos el cerrojazo en la meta incluso en las primeras rondas de la Copa.

DEFENSA. Sensacional durante todo el año a excepción de las últimas jornadas, donde puede que los nervios ocasionasen alguna que otra mala jugada, como el día horrible que sufrió la zaga contra el Osasuna en el Bernabéu hace 15 días. Esta manzana podrida no debe de estropear todo el cesto. La temporada ha sido de notable alto. Con Albiol debo de sincerarme y decir que alguna que otra duda me despertaba cuando se le contrató. No sabía si terminaría de cuajar en Chamartín. Las dudas se disiparon de un plumazo. Rápido, bien colocado, contundente. Me quito el sombrero ante él. Lo mismo ha sucedido con Garay. Parecía olvidado tras el año de cesión sin mucho ruido que pasó en el Sardinero. Vino y cumplió sin ningún tipo de complejos formando una gran pareja con el valenciano. La baja por lesión desde el mes de diciembre de Pepe ha facilitado que tuviese más minutos de los esperados. Entre los dos defensores han conseguido que no se echase en falta al mejor central del mundo.

Sergio Ramos. El de Camas diría que ha sido la revelación del año. ¿La revelación? Sí, digo bien. Llevaba unos añitos más pendiente de lucir palmito que de lo que tiene que hacer, jugar al fútbol. Que por eso le pagan y se puede permitir tantos tatuajes. La indolencia mostrada en algunas ocasiones empezaba a ser desesperante para el aficionado más aún sabiendo el potencial que tiene este jugador. Desconozco si él mismo se ha dado cuenta o si alguien le ha leído la cartilla, ya sea de su entorno o en el Club. Lo cierto es que ha recuperado el tono físico por el que se caracterizaba siendo un tanque cuando entra a rematar de cabeza o al choque y como una gacela a la hora de subir y bajar la banda. Tanto de central como de lateral ha cumplido a la perfección incorporándose con peligro al ataque cuando el juego lo requería y si el aliento no le faltaba en los minutos finales, consecuencia de ser extremo y lateral a la vez. Por el carril contrario hemos tenido a Marcelo. Un jugador que me deja frío. Aporta más en ataque que en defensa. Alterna grandes actuaciones con noches en las que está desaparecido. A veces tenía que releer la alineación para saber si estaba en el terreno de juego o en el banco. La cuestión es ¿hay actualmente alguien en el mercado para suplir al brasileño? Bonito y barato, digo. Tal y como andamos de jugadores de banda es necesaria su presencia en la plantilla pero sabiéndole dosificar e intentando ver cuando es su día y cuando no.

Arbeloa es de esos jugadores que me da la sensación que se valora menos de lo que se merece. Ha jugado tanto de lateral derecho, su posición natural, como en el izquierdo. Siempre correcto. Siempre en su sitio. Defiende bien. Ataca bien. Con otro sistema de juego seguro que hubiese lucido más. No goza del físico de Ramos, por ejemplo, y tras la enésima subida al ataque le costaba más bajar a defender dejando el flanco descubierto para las contras de los rivales, por donde tantas veces nos han cazado. Algún comentario he oído en el Estadio preguntando alguno “¿de qué va este tío?”. Pues va de jugadorazo. Nunca será balón de oro, pero sí nos puede dar muchas alegrías desde el trabajo en la sombra que desempeña. Me encanta.

No quería dejar de hablar de la zaga sin mencionar a Pepe. Casi a modo de homenaje. Pero creo que se lo merece. Se le estropeó la temporada en Mestalla, lo cual nos privó de gozar del que para mi es el mejor central del mundo. Esperemos que no arrastre secuelas y el próximo curso futbolístico lo pueda empezar al 100% para seguir demostrando que por estos jugadores sí merece la pena gastarse 36 millones. Más que 26 en un ucraniano cualquiera.

Ser del Madrid...

Pellegrini ¿sí o no?

Yo abogo por el no, aunque no a cualquier precio. Es decir, no me traería a nadie que no ofrezca garantías ya que para contratar a alguien que ofrezca dudas, me quedo con quien tenemos, que no le gana nadie a eso. Esto lo fundamento, por ejemplo, en el partido de ayer contra el Málaga, aunque lo ha demostrado cientos de veces a lo largo del campeonato. Empieza como siempre, renunciando a las bandas… bueno, vale, que de eso se encargan los laterales. Pues para mi es renunciar a las bandas y dejar vendida la defensa. Sale Guti en el segundo tiempo y da la orden de ensanchar el campo a la gente de la media. ¿En qué quedamos? Lo mismo la culpa es de los jugadores que tras 38 jornadas todavía no han asimilado el sistema. No. El “míster” no tiene claro lo que quiere. Un día metemos músculo, otro día 4 jugadores de toque. Bien, suena a un equipo con alternativas. Pero no hay un criterio definido para estos cambios más que los marcados por las circunstancias del momento. En ningún instante de la temporada he visto un equipo trabajado. Que se estudiase un vídeo del rival para saber por donde te pueden venir los golpes.

Mirad. Pellegrini ha sido un señor en cuanto a modales. En ese aspecto no tengo ninguna queja. Mentiría si digo que no me alegré cuando se le fichó en verano. Es cierto que nos hada dado 96 puntos y 102 goles. Nunca defenderé, más bien lo contrario, la actitud del Marca de señalarle siempre como culpable del mal que sufre el madridismo, desde el mes de octubre, para desviar la atención que merecía el Ñoflas. Pero cierto es también que nos hemos aburrido mucho viendo fútbol en el Bernabéu. Hubo excepciones, pero estas deben de ser lo contrario, es decir, un mal partido lo tiene cualquiera. Nos hemos mantenido a flote por un jugador que puede marcar una época, como es Higuaín. Un hombre que ha callado muchas bocas en cuanto a compromiso, Cristiano Ronaldo. Un jugador que se ha puesto las pilas y ha vuelto comportarse como un futbolista, excepcional, por cierto, Sergio Ramos. Un portero que en la irregularidad mostrada esta temporada se sigue manteniendo como el mejor del mundo. Una defensa tan solvente como sorprendente y un Guti que es un fuera de serie. No quiero olvidarme del gran año de Arbeloa, del excelso Xabi Alonso y del fenomenal Van der Vaart. Pero ya entraré en detalles uno a uno en futuras actualizaciones. Todos estos aspectos positivos no han contribuido a crear un equipo. Cada uno ha destacado en una parcela concreta por casta, coraje y calidad. Pero unos no sabían como sacar el balón jugado y otros donde ponerlo cuando lo tenían en los pies. Y de esto hago responsable a Pellegrini, como entrenador, y por supuesto, máximo culpable al palco, que le negó jugadores que ya había en la plantilla para mermar el banquillo y aspectos puntuales y claves en el juego. Aunque este apunte que voy a hacer no deja de ser oportunista y sensacionalista, quiero enfocarlo más a los caprichos que se gasta el deporte rey; los dos jugadores a los que hago referencia, con sus respectivos equipos, estarán el sábado que viene en el Colisevm Blanco luchando por la Copa de Europa.

Algunos estaréis en contra de su marcha. De veras que os comprendo porque yo también estoy harto de la situación de un entrenador por temporada. Creo en proyectos a medio-largo plazo, siempre y cuando se vea que hay un rumbo definido. Un camino marcado que recorrer sin salirse del mismo de forma habitual. Pero si no se respetó a Del Bosque ni a Capello, yo no la haría con el chileno ya que me inspira desconfianza. Yo todavía no he olvidado lo de Alcorcón y lo del O’L. En el primero en la ida mucha culpa la tuvieron los jugadores, con una actitud lamentable. Si realmente fue por haberles concentrado era para no dejar títere con cabeza. En la vuelta, Pellegrini tuvo una mala digestión, supongo, porque si no me cuesta entender como teniendo que meter 5 goles, aunque fuese a un segunda b, sale con Diarra-Gago en el centro del campo. En el segundo, los octavos de Champions, un equipo de medio pelo nos toreó 3 de los 4 tiempos que se jugaron en la eliminatoria. Como resultado, para casa.

Pese a que se abriese un debate sobre si es positivo o negativo mantenerle en el puesto, la decisión parece que está tomada desde el Club y las horas las tiene contadas. Suena Mourinho, al cual no veo con malos ojos. Ya os aviso, hay mucho tópico en torno al portugués, como en su día lo hubo con Fabio Capello. La gente cree más en los titulares de prensa que en lo que ven con sus propios ojos, pero eso no quiere decir que la realidad sea así. Lo que seguro que nos garantizaría el posible fichaje del entrenador del Inter sería unas semanas previas al Clásico muy entretenidas.

Un último apunte. Os garantizo que el haber conseguido el título ayer no hubiese cambiado ni una de las palabras aquí expuestas. Quien me conoce bien lo sabe.

sábado, 15 de mayo de 2010

San Isidro...

...échanos un capote.


Foto cortesía de PK.

martes, 11 de mayo de 2010

Nuestra parte de culpa

En la primavera del 2008, si mal no recuerdo, España disputaba la semifinal de la Copa Davis en la Plaza de Toros de la Ventas de Madrid. Por aquel entonces un aficionado envió una carta a un diario de distribución gratuita, 20minutos, la cual os adjunto a continuación. Mucho he hablado y seguiré hablando en este blog sobre el deporte negocio culpando a los corruptos de turno que lo dirigen. Pero en esta ocasión el recordar la queja de este padre de familia, me lleva a hacer una reflexión de autocrítica que os detallo tras la misiva mencionada.

Tenis a precios de ópera.
Llega la semifinal de la Davis. “Papá, ¿podemos ir a verla?”, me preguntan mis hijos.” “Vale mucho dinero”, les tengo que contestar apesadumbrado. Desde luego debo estar anclado en el pasado, cuando con 10.000 pesetas comprabas lo mismo que hoy con 120 euros, pero me parece mucho dinero para ver este evento pagar desde 135 euros a 385 euros por persona por los tres días. Si una familia de cuatro miembros quiere ir a las Ventas a disfrutar con su selección de tenis debe desembolsar más o menos el dinero que gana en un mes un mileurista.

Quizás este evento no esté montado para mileuristas o para personas que ganan un poco más o menos ese salario, que somos la mayoría de los españoles. Espero que la plaza de toros se llene de gente, aunque siento que mi hijo no sea uno de ellos porque no puedo permitírmelo. Mi respuesta terminaba con un “... y tenemos que conformarnos con verlo por la tele”. Parece que no todos tenemos derecho a animar a España.

Lo que está claro es que hoy en día los que amamos el deporte nos creemos aficionados, mientras que para los que dirigen el cotarro no somos unos fieles seguidores, si no unos simples consumidores de un producto el cual se va encareciendo mientras se siga comprando en grandes cantidades. Está claro que mientras el producto de beneficios hay que seguir estirando la cuerda más y más pero llenar los bolsillos todo lo que se pueda. Tal vez cuando el negocio no sea rentable será cuando se replanteen los empresarios el que hacer para seguir sacando beneficios.

Donde quiero llegar es al punto de la autocrítica. ¿Qué parte de culpa tenemos los aficionados o consumidores? Juegan con nuestra fidelidad y nosotros exprimimos nuestros recursos personales para seguir viendo a nuestros respectivos equipos o selecciones. Mi opinión es que si dejásemos de consumir durante un tiempo los precios tendrían que bajar y tal vez los empresarios que dirigen el deporte en general se replantearían la estrategia a seguir volviendo a un estado más puro del deporte, como hace unas décadas.

Sí, lo se, lo que planteo no es más que una utopía. ¿Quién da el primer paso para hacerlo? Simplemente se podría llevar a cabo con una acción organizada a gran escala, algo imposible, ya que si yo dejo de consumir deporte mi asiento sería ocupado inmediatamente por otra persona, por lo que de nada serviría.

Realmente mi reflexión es la siguiente, sueños al margen. Se que muchos de los que leéis esto odiáis el deporte negocio, como yo. Mil veces nos quejamos de los patrocinadores, empresarios, jugadores mercenarios, televisiones... pero nunca he oído la más mínima autocrítica y creo que también tenemos parte de culpa en todo este circo. Tal vez la parte de culpa más inocente, menos mal intencionada y para colmo, no sólo la que no se lleva beneficio si no la que sufre el gasto, pero también tenemos parte de culpa y no lo podemos negar. Con los Estadios vacíos y sin público en el PPV esto no sería lo que es, tendrían que bajar precios, contratos publicitarios más baratos, menos sueldos a los profesionales... tal vez se recuperaría algo de la moral deportiva. Pero lamentablemente eso creo que ya nunca lo sabremos.

Noche mágica

lunes, 10 de mayo de 2010

¿Las últimas horas de Higuaín?

Baldini fue un hombre que vino de la mano de Fabio Capello en el verano del 2006 cuando Ramón Calderón contrató al técnico italiano. Gran conocedor del mercado internacional hizo de la Roma un equipo campeón casi 20 años después, evidentemente con un alto porcentaje de culpa de Don Fabio. Capaz de ver antes que nadie la proyección de las jóvenes estrellas del fútbol mundial, en el Real Madrid tuvimos la mala suerte de sólo tenerle un año trabajando para nuestro Club, pero nos dejó un legado para la posteridad, el cual quieren cargarse ahora.

Llega el mercado de invierno del primer año de Mijatovic al frente de la dirección deportiva. La situación del equipo no es buena y se buscan refuerzos. Uno de los contratados era un tal Gonzalo Higuaín, un joven franco-argentino de 18 años recién cumplidos que muy pocos conocen. En cuanto se confirma su fichaje me doy una vuelta por ‘plus.es’ y me apunto en una hoja todos los partidos de River que televisan esa semana. Tengo la suerte de que debido a la llegada de la promesa de El Monumental aumentan las redifusiones de los partidos del equipo afincado en el barrio de Belgrano, en Buenos Aires. Pude ver unos cuantos de los partidos que dieron quedando bastante satisfecho de la facilidad de este chaval para recibir de espaldas, darse la vuelta con el balón controlado y encarar la portería con una verticalidad endiablada. A ver como se adapta al fútbol español y a un Club como el RMCF.

Como si fuese un “sinvergüenza” salta al césped del Bernabéu un argentino nacido en la Bretaña francesa sin ningún tipo de pudor y empieza a hacer diabluras, llevando con desparpajo ese cuerpo delgaducho simulando al inmigrante que cruza el charco con el bocata envuelto en un periódico. Las cualidades que había podido videar en sus partidos con River las repite una y otra vez. Estas no son suficientes para que el “entendido” público del Bernabéu le critique con dureza su falta de acierto en la definición en el mano a mano dentro del área. Como si no se diesen cuenta de que a sus 18 años a este jovenzuelo le falta por curtirse, es una apuesta de futuro y tiene maneras de crack, el cual podremos moldear en casa sin necesidad de gastarnos más de 60 millones en un futuro no muy lejano. Nadie percibía que se empezaría a revalorizar el fichaje esa misma temporada con un gol en el descuento contra el Español en el Bernabéu, llegando a un balón imposible, de un pase imposible de Reyes, encontrando un hueco imposible entre Kameni y el palo, para meter un gol imposible que nos mantenía en una Liga que parecía imposible de levantar… ¡y lo hicimos! De nuevo tiempo de descuento en Huelva, coge un balón en la frontal de nuestro área y recorre los “100 m. obstáculos” para ponerla en la frontal del Recre, pase de Gago en el embrollo con los defensas y gol de Roberto Carlos. Llega Zaragoza y remata, casi en el descuento, un balón desde el punto de penalti que es rechazado por el portero para convertirlo ‘Van Gol’. Estuvo en todas ‘el Pipita’. Aún así, a muchos no les gustaba el chaval ¿?

En las siguientes temporadas se sigue curtiendo como jugador. El cuerpo se va desarrollando con la edad y el gimnasio. Gana en serenidad y templanza ante los porteros rivales y sus cifras aumentan de forma significativa. Suma más partidos y más goles: 8 en 25 encuentros en el primer año de Schuster; 22 goles en 34 la temporada pasada (con 9 asistencias). Llegamos a la “II Era del Ser Superior” y ‘El Pipa’ no gusta. Es una apuesta del “régimen” anterior y haciendo gala de las modas de ‘memorias históricas’ hay que retirar todo elemento que recuerdo a una época anterior, aunque forme parte de nuestra historia… en este caso con dos ligas. Sufre alguna lesión en el primer tercio de temporada, en la cual comienza todos sus partidos en el banco para salir en los últimos minutos y demostrar sobradamente la clase que atesora y el desarrollo cualitativo que ha sufrido hasta convertirse en el jugadorazo que es hoy en día, a sus 22 años. 31 partidos jugados y 27 goles, cinco menos que el máximo goleador que ha jugado 3 encuentros más siendo titular en casi todos, cosa que no puede decir nuestro delantero. De esos casi 30 goles algunos han sido de una bella factura digna de los grandes. Aún así no está jugando en el lugar adecuado para explotar todo su potencial. Es la referencia, el punta y no es como más cómodo se encuentra llegando en ocasiones a perderse en el campo, cosa a la que a ayudado bastante el esquema por definir de Pellegrini. Se vería a un jugador más completo con un Ruud delante, de segundo delantero, aprovechando la explosividad que tiene para llegar en segunda línea, encontrando los huecos de los desmarques de un 9 nato, dejándose caer a banda, bajando unos metros para descongestionar: recibir, pasar y cortar. Ahí veríamos a un Higuaín que sería mucho más que números. Sirva como ejemplo lo sucedido este año el día contra el Sevilla en el Bernabéu, mejor partido del Madrid del año a mi modo de ver. El equipo pierde ‘punch’ por el bajón físico. Entra Raúl por Kaká e Higuaín queda como segundo delantero. Se le empieza a ver entrando por banda izquierda, dando aire a Cristiano y Van der Vaart en la posición de media punta y facilitando más opciones de juego a Guti y Xabi Alonso, provocando situaciones de 2 contra 1 atacando así con superioridad a la defensa. Hizo una labor muy importante, como todo el equipo aquel día.

Gonzalo es un ‘crack’. Podrían esperarnos innumerables tardes de gloria con este jugador. Aunque dudo que así sea. Lo mismo sí las vemos pero con la camiseta de un equipo rival en nuestro Estadio, entonces seguro que no disfrutamos tanto. Parece que todo sigue una estrategia previa. Un plan maquiavélico orquestado por una persona de tales características, la cual sabemos quien es. Con un “boletín oficial” lamentable encargado de mentir, difamar e injuriar, haciendo de pastor de un rebaño afincado en la irreflexión, incapaz de ver con sus propios ojos lo que tienen delante. Ahora le ha tocado al argentino. Ya se está fabricando una corriente de opinión que vería bien la venta del delantero con el fin de cazar unos millones que ¿para qué? ¿Para fichar otro delantero? ¿Lo hay mejor que esté en el mercado? ¿Traemos a un jugador de banda pero nos quedamos sin delanteros? ¿Andaremos siempre cojos y cortos de plantilla?

¡Es lamentable! Ya la última tarde en Chamartín se pudo escuchar algún tímido silbido entre los aplausos en la sustitución del ex de River. Todo puede pasar. Ya en su día uno de los más grandes salió por la puerta de atrás. Hablo de Don Fernando Carlos Redondo Neri. Con Higuaín no creo que nadie moviese un dedo. Tenemos bazofia instaurada en el seno del madridismo la cual se extiende como un cáncer y habría que extirparla, si puede ser de raíz mejor, con Florentino Pérez y sus acólitos a la cabeza.

¡¡EL PIPA NO SE VENDE!!