martes, 30 de noviembre de 2010

¿Y ahora? ¡¡MÁS MADRIDISMO!!

Tras el ‘Alcorconazo’ de ayer, porque tampoco vamos a negar que nos pasaran por encima, no queda más remedio que levantarse y seguir combatiendo. Recibir unas buenas ostias no da pie a la rendición. Lo llamo ‘Alcorconazo’ porque es el cuento de nunca acabar. Cada vez que nos enfrentamos a un equipo menor salen extra motivados contra nuestra escuadra. Es normal, somos el equipo referencia del fútbol mundial, el más odiado y al que más motiva ganar. Si a eso le unimos la torrija mental con la que salieron nuestros jugadores al campo, pues como resultado lo de ayer.

Pero pese a la humillación de una batalla, no podemos ahora rasgarnos las vestiduras y dar por pérdida la guerra, ya que la nuestra es otra. Espero que los jugadores sean conscientes de esto y se den cuenta que hasta las 21h. de ayer el camino era el correcto y que, como dijo Alonso, lo de ayer debe de servir para aprender de los errores. Ya tengo ganas de que llegue el sábado, ya que tenemos uno de esos partidos para los que se paga el abono. Que el equipo se recomponga y que el madridista medio no se venga abajo. Haría un llamamiento a que la gente se dejase la garganta, pero eso sería pedir un milagro y aunque la navidad esté cerca, antes se queda preñada otra “virgen”.

No quería dejar de escribir en esta entrada sin hacer mención a la lección de dignidad que dio ayer Mourinho. Estuvo esperando a los jugadores en la boca del túnel de vestuario, saludó al árbitro, dio la enhorabuena al entrenador rival y no se escondió en la rueda de prensa, diciendo lo evidente, que nos metieron un "baturreo"… pero ojo. Escribo esto porque dudo que ningún periodista destaque su actitud (tampoco lo sabré porque hoy no leeré mucho la prensa). Si esta actitud la hubiese tenido Guardiola sí que le dedicarían páginas y más páginas a su talante y saber estar, cómo no. De Mou sólo hubiesen corrido ríos de tinta si hubiese vacilado a un rival con el balón, mostrándoselo, escondiéndoselo y vacilándole tirándolo por ahí, perdiendo tiempo, por cierto. Sacarían a colación el tema del teatro si tras esa acción le hubiesen tocado levemente el hombro y se lleva la mano a la cabeza simulando aturdimiento. Ahí sí hubiesen hablado, y mucho, del portugués. Tal vez también se hubiese rajado de él si no hubiese pitado un penalti clamoroso a Ronaldo con 2-0 en contra. Incluso si no hubiese expulsado a Villa, con el mismo resultado en contra, tras la entrada de los 10” y la falta donde si vio la cartulina. Sí, hubiese dado mucho juego José Mourinho.

Pero no queda otra que digerir de la mejor manera posible lo de ayer, aguantar a los garrulos de turno hoy (una buena bordería al principio ayuda para cortar tanta tontería) y seguir luchando en la vida en general y en el fútbol en particular, que nada se ha acabado. Total, hoy es martes.

4 comentarios:

Madridista sin complejos dijo...

"una buena bordería al principio ayuda a cortar tanta tontería". Veo que no soy el único que utiliza "esos métodos". HALA MADRID.

Volveremos. dijo...

Lo mismo digo compañero.
Hoy llevo ya muchas de esas.
RESISTENCIA.
¡HALA MADRID!

Anónimo dijo...

¡¡¡ HALA MADRID !!!

Anónimo dijo...

RESISTENCIA MADRIDISTA.


Y............¡Venceremos!